viernes, 27 de febrero de 2015

Mis trufas

Es fin de semana y el chocolate negro dicen que es antidepresivo, afrodisíaco y encima ayuda a quemar grasa, por tanto disfrutemos y animaros con mi receta de trufas. Los tiempos son estupendos.

Necesitamos: 1 tableta de buen chocolate negro, pasas sin pepitas, unos bizcochos de soletilla, un vasito de ron u otro licor que os guste y fideos de chocolate.






En un cuenco ponemos el ron con un poquito de agua y lo dejamos aremojo, en mi caso el tiempo de una siesta. Cuando despertemos en un cuenco más grande que valga para el microondas partimos la tableta de chocolate y le añadimos dos o tres cucharadas soperas de leche ( no la he puesto en los ingredientes pero, quien no tiene un poco de leche en casa). Metemos al micro 30 segundos y lo sacamos para ver como esta. Revolvemos bien y si ya esta todo deshecho perfecto, sino meterlo otro poco al micro unos 15 segundos más hasta que se deshaga todo. Hay que tener mucho cuidado de que no se queme el choco.
Cogemos 6 bizcochos de soletilla y los desmigamos en el chocolate, escurrimos las pasas que teníamos a remojo y las añadimos, revolvemos muy bien para que quede homogéneo (no cuentan las pasas que hacen bulto). Yo soy adicta al dulce y le he puesto unas tres cucharadas de leche condenada condensada. Ya esta. Ahora lo metemos un rato al congelador, en mi caso el tiempo de lavarme la cabeza, no mucho porque tengo poco pelo. Quedan más dura la pasta pero manejable, si se enfría mucho será imposible moldearlas.

Si tenemos unas cápsulas bonitas las separamos y dejamos cerca, sino pues a un plato, pero mejor con papelitos, además del sabor, la vista cuenta. 

Humedecemos las manos (limpias previamente por supuesto) en agua es más, conviene situarse cerca del grifo porque las tendremos que mojar varias veces, pero no os preocupéis quedan suaves, en los balnearios dan masajes con choco.
Tenemosla m
asa, ponemos los fideos en un cuenco hondo y con las manos húmedas formamos bolitas, grandes si sois tragones y queréis acabar pronto o pequeñas para no engordar y que cundan. Las pasáis por los fideos y a los papelitos. Esta es mi merienda hoy acompañada de un buen vaso de café, de lujo.