martes, 31 de marzo de 2015

Sorpresa de queso brie.



Esta es una tontería para las vacaciones, son días para invitar a los amigos a tomar algo en casa y, esta sorpresa es algo sencillo y sin complicaciones que está muy bueno, da muy poco trabajo, tiene buena pinta y los ingredientes son baratos. Vamos,  que podemos quedar como unos profesionales de la cocina con la cosa más sencilla del mundo y encima, rica. La receta, parecida, me la ha dado mi sobrina Sofía, que creo que tuvo sus más y sus menos con el dichoso queso brie, "rebelión a bordo". Yo como siempre, la he tuneado a mi manera y me puse seria para evitar que nadie se rebelara y, he de decir, que todos obedientes, ni quemada ni cruda, en su punto y correcta, la verdad es que ya iba sobre aviso y eso es jugar con ventaja.

Necesitamos: Un queso brie, una placa de masa quebrada, unas nueces peladas, una mermelada de frutos del bosque, una manzana y un huevo. Hasta ahora todo sencillo no?, pues lo siguiente tan simple o más.

Lo primero, lavamos la manzana y la pelamos. Nos preparamos, bandeja de horno, papel de horno encima para no manchar y todos los ingredientes cerca. Encima del papel de horno ponemos la placa de masa quebrada, tal cual viene la colocamos, no hay que hacerle nada. Encima de la masa, el queso brie. Con el pela patatas hacemos unas lonchas muy finas de manzana que vamos colocando encima del queso brie. Cogemos el bote de mermelada, cuchara sopera y le ponemos unas cucharadas por encima, con tres o cuatro será suficiente. Rematamos con unas nueces peladas que cubran todo la mezcla.
Juntamos las cuatro puntas de la masa, les pegamos un "retorcido" y apretamos para sellar, que nos quede como si fuera un hatillo.
Batimos el huevo y con un pincel lo untamos por toda la masa. Con un tenedor pinchamos todo el paquete para que al calentarse no nos explote y se desparrame todo. En el horno precalentado a 200 grados entre 15-20 minutos. ¿Puede ser más fácil?. No manchas casi nada y lo que ensuciamos cabe todo en el lavavajillas, está bueno, lleva poco tiempo y quedarás como un profesional de la cocina, aunque sea todo mentira. Se puede pedir más?. Si, para acabar os comentaré que el queso brie que yo he comprado, era desnatado, vamos que casi os voy a decir que este entrante estupendo adelgaza.

Cortado en porciones, queda así.