miércoles, 4 de marzo de 2015

Tarta de zanahoria y coco.

Esta receta va dedicada a mi amiga Pamela, su madre al igual que la mía la hacia. Debió de ser una tarta que tuvo su "moda" porque la mayoría de mis amigas la recuerdan de cuando eran pequeñas. Como siempre he hecho algunos cambios, la receta original no lleva más que coñac y anís, tanto en el puré como en el baño de los bollos, yo lo he aligerado con un almíbar a mi manera.

Necesitamos: 600 gramos de zanahorias, 300 gramos de coco, 8-10 bollos suizos, una copita de anís y otra de coñac, 300gramos de azúcar.

En una olla ponemos a cocer las zanahorias peladas y cortadas menudas, con poca agua, que apenas las cubra. Cuando estén blandas, las escurrimos, guardando el agua de cocerlas. Las zanahorias al vaso de la batidora o thermomix.
En la olla donde las hemos cocido, echamos el agua de cocerlas y la mitad del azúcar, dejando cocer hasta que se vaya consumiendo para tener un almíbar muy ligero. En la thermomix o vaso añadimos al puré de zanahoria,  el resto del azúcar, media copita de anís, otra media de coñac y sobre 200 gramos del coco, a ojo, pues se trata de que sobre algo para decorar. Batimos hasta que nos quede un puré.
Tenemos en el fuego nuestro falso almíbar y le añadimos la otra mitad de la copa de coñac dejándolo hervir un par de minutos. Luego añadimos la otra mitad de la copa de anís y después de unos segundos apagamos.
Los bollos suizos los cortamos a lo largo en tres rebanadas.

Vamos a montar el pastel.
Yo he utilizado un molde desmontable, pero vale cualquiera. Comenzamos poniendo una capa de bollos con la parte de abajo hacia abajo, emborrachamos con el almíbar y ponemos una capa de puré y así vamos alternando capas hasta que se acabe. Yo he hecho tres. En mi caso he acabado con una capa de puré porque va a ser la capa que me quede arriba ( el molde era desmontable y no le doy vuelta). Ahora hay que tapar el molde con film transparente y buscar algo de peso para ponerle encima. A continuación a la nevera 24 horas. Cuando la desmoldeis adornarla con el coco rallado que hemos reservado y a catarla. Espero que os guste.

La tarta después de 24 horas en la nevera con peso encima queda así: