lunes, 27 de abril de 2015

Crema de champiñones.




Esta es una receta que no tiene ciencia alguna, es la crema de champiñones de siempre, pero con mi toque personal. Algo suave y caliente para empezar esta húmeda semana primaveral gallega.

Necesitamos: Medio Kilo de champiñones (yo he comprado los portobello, son  más grandes y con el sombrero oscuro, su sabor es más intenso y a mi, me gustan mucho), media tarrina de queso crema bajo en grasa (vamos a empezar bien la semana), leche desnatada o nata (baja en grasa), una cebolla, 40 gramos de almendras peladas y crudas, aceite y sal.

Limpiamos los champiñones y pelamos la cebolla. En una cazuela ponemos a calentar un fondo de aceite y pochamos la cebolla sin dejar que se queme. Una vez lista, añadimos los champiñones cortados en trozos y rehogamos todo. Cuando ya esté, incorporamos medio litro de nata o leche desnatada, la sal y dejamos cocer a fuego bajo unos quince minutos. Pasado este tiempo añadimos las almendras y la media tarrina de queso y revolvemos bien. Dejamos que siga cociendo a fuego lento otros diez minutos. Apagamos y pasamos todo por la batidora dejando una crema muy fina. Lista para poner a la mesa.
Yo lo he hecho en la thermomix, temperatura 90, velocidad 4, dejamos un par de minutos calentar el aceite, añadimos la cebolla y a los tres minutos más o menos añadimos los champiñones.  Pasados unos cinco minutos, añadimos la leche o nata, la sal  y dejamos quince minutos. Añadimos el queso y las almendras y dejamos otros diez minutos. Antes de apagarla, velocidad 5-7-9 progresiva y lista.

Es fácil y estaba muy buena. El color no es muy sugerente, pero estaba a tono con el día.