jueves, 30 de abril de 2015

Risotto pobre pero rico

 

Le he puesto este nombre porque es realmente económico pero a la vez resulto un plato buenisimo. Me recordaba además esa frase de " pobre pero honrado". Llegamos a casa con prisa y sin compra, las opciones son unos huevos, tortilla o rebuscar en la despensa y en la nevera. Lo que encontré, entre otras cosas, son los ingredientes del arroz.

Necesitamos: una lata de champiñones o dos si las tenéis, yo puse una grande y otra pequeña, un bote de espárragos verdes, un caldo limpio ( yo suelo tener congelado de cuando preparo sopa, pero vale un carton de caldo ya hecho y si tampoco tenemos.....pues agua del grifo, que le vamos a hacer), un paquete de salchichas, una taza grande de arroz (nosotros eramos cuatro), un pedazo de jamon serrano, una mozarella (vale otro queso que se funda bien o queso rallado) y una tarrina de nata.

Lo he preparado en el wok para tener mas espacio. Lo primero, vamos calentando el caldo limpio en el microondas ( bien caliente). En el wok ponemos un fondo de aceite de oliva, calentamos y añadimos el jamón cortado en taquitos y los champiñones, salteamos todo un poco. Echamos el arroz y lo salteamos con el jamón y los champiñones, sin que se nos dore. El caldo limpio ya lo deberíamos de tener caliente,  añadimos un poco, la tercera parte más o menos y revolvemos. Mientras se consume el caldo, cortamos las salchichas, la mozarela y los espárragos. Vamos revolviendo el arroz de vez en cuando y añadiendo caldo caliente a medida que se va consumiendo. Cuando el arroz está en su punto, añadimos la nata y la mozarela, revolvemos todo un poco y lo apartamos del fuego, ya está. Debe de quedar cremoso y suelto, si acertamos en el punto, está delicioso. Con poca cosa y alguna que otra lata, podemos hacer un plato económico y rico, además no se tarda mucho, unos veinticinco minutos más o menos. 
Deseo que os guste.