martes, 19 de mayo de 2015

Crema de limón o lemon curd.




Traducido al castellano, el lemon curd es una crema de limón que se suele servir para acompañar panecillos o en mi caso, unas deliciosas galletas de nata. La receta la ví en la página "Cocinando entre olivos" y con muy poca variación es como la hice yo.  Es casi como una mermelada y está de muerte, aunque  no soy muy objetiva, si es dulce, es raro que no me guste.
Tenía unos limones de casa, de esos grandes y con una monda gorda y sin pesticidas y por eso,  me decidí a preparar esta crema de limón, que nunca había hecho, pero ahora, se sin duda que la repetiré. No os podéis imaginar que desayuno,  con unas galletas y la crema de limón, un pequeño placer al levantarse.

Necesitamos: la piel de un limón, solo la parte amarilla, 200 gramos de azúcar glas, cuatro huevos, 85 gramos de mantequilla, una pizca de sal y el zumo de cuatro limones. Sobredosis de vitamina C....

Si tenemos thermomix  u otro robot de cocina, no nos dará ninguna lata y la tendremos lista en menos de lo que canta un gallo.
Lo primero es poner el azúcar en la máquina y pulverizarlo (azúcar glas), velocidad a tope y listo. A continuación añadimos la monda del limón y volvemos a hacer todo polvo, velocidad 5,7,9  unos segundos y ya está. Le añadimos ahora los ingredientes restantes, huevos, mantequilla, sal y el zumo de limón. Programamos el cacharro a velocidad 2, temperatura 90 durante 20 minutos y la tendremos lista y preparada para guardar en unos botes.

Si no tenemos robot de cocina,  con la picadora o el molinillo de café, trituramos completamente el azúcar y la monda amarilla de un limón, luego añadimos el resto de los ingredientes y al baño maría vamos revolviendo continuamente con las varillas hasta que espese.  La crema cuando enfría aún espesa un poco más.
En la nevera se conserva durante dos semanas.
La receta de las galletas de nata....eso será otro día.

Deseo que os guste.