sábado, 30 de mayo de 2015

Revuelto de espárragos trigueros.



Un revuelto lo sabemos hacer todo el mundo, cada uno a su estilo  y seguro que mucho más rico que el  mío, pero a lo mejor,  si que os sirve la receta si estáis pensando en que preparar mañana de comida. A veces es más latoso pensar que comeremos al día siguiente, que ponerse a hacerlo; si lo que cocino en mi casa, os vale al menos para no devanaros los sesos pensando, pues estupendo.
Ayer fue el ultimo viernes del mes y, como siempre, la banda de musica del tercio norte, compartió sus ensayos con todos los ferrolanos en los jardines de Herrera. El jardín, el sol y la musica son una experiencia a la que no me pude resistir y, allí me quede hasta que acabaron. Cuando llegué a casa, ya tarde, prepare este revuelto, fácil y rápido, al ritmo de la musica de "levando anclas", que fue una de las piezas que interpretaron y se me quedo todo el día de musica de fondo en mi cabeza.


Necesitamos: tres manojos de espárragos trigueros, seis huevos, doscientos gramos de jamón serrano (vale en lonchas o en un trozo), sal, pimienta, aceite de oliva y un poco de nata líquida.

Lo primero es lavar y cortar la base de los espárragos. A continuación, los cortamos al tamaño que os guste, aunque yo os recomiendo que al menos nos quepan en la boca y no tengamos que hacer el guarro para comerlos. El jamón lo troceamos.

En una sartén grande ponemos un fondo de aceite, cuando está caliente añadimos los espárragos y a fuego lento dejamos que se vayan haciendo a la plancha. De vez en cuando les pegamos un meneito para que no se nos quemen  y listo. Cuando los espárragos ya van por buen camino, les añadimos los trozos de jamón y lo hacemos todo junto unos minutos. Minutos que aprovechamos para cascar los huevos en un cuenco, añadirles un poco de pimienta, sal y media tarrina de las pequeñas de nata líquida. Lo batimos todo muy bien batido y lo añadimos a los espárragos con jamón que tenemos en la sartén. Con una cuchara de madera le pegamos unas vueltas y listo para servir a la mesa. Hay que tomarlo caliente y está muy bueno, es además un plato completo y de dieta, sólo proteínas y verduras.

Deseo que OS guste.