jueves, 25 de junio de 2015

Espinacas a la crema.


Hace tiempo había un anuncia que decía: "no pesan los años, pesan los kilos", yo no tengo ni idea de que me pesa, si los años, los kilos, el tiempo o que demonios, pero se que llega el final de la semana y estoy muerta, "matá", por eso, no nos vamos a complicar la vida mañana que es viernes, una receta sencillita del todo y que cada uno la acompañe con lo que más le guste, unos huevos cocidos, unos filetes a la plancha, unas salchichas o, lo que os de la real gana.

Necesitamos: una bolsa grande de espinacas lavadas y listas; media tarrina de crema de queso o una entera si estamos generosas; medio litro de leche; 50 gramos de mantequilla; 50 gramos de harina, nuez moscada y sal.

Podemos ir calentando el horno a 180 grados, la receta no nos llevará demasiado tiempo.

Lo primero es pasarles un agua a las espinacas y secarlas bien. Si, ya se que vienen lavadas, pero yo siempre les paso un agua, me queda la duda de si me habrá tocado a mi la bolsa con bicho.
A continuación si tenemos robot de cocina, ponemos el resto de los ingredientes en el robot, todo a bulto, sin contemplaciones y, lo programamos 7 minutos a temperatura 90, velocidad 4.
Si no tenemos ese maravilloso invento, os recomiendo comprar uno, pero mientras tanto, lo vamos a preparar en una sartén. Echamos la mantequilla y la deshacemos a fuego lento, a continuación añadimos la harina y revolvemos hasta que no nos queden grumos y se forme una pasta densa. La leche, la templamos en el microondas y, la vamos añadiendo y revolviendo, añadiendo y revolviendo hasta que nuestra bechamel esté ya estupenda. Ponemos sal, nuez moscada al gusto, la crema de queso y revolvemos un poco más, con un minuto, será suficiente.

Las espinacas lavadas y secas, las ponemos en una fuente (crudas, si) y por encima ponemos nuestra crema o bechamel de queso o como la queramos llamar. Tapamos la fuente con papel de plata y al horno entre cinco -siete minutos a 180 grados, Queda estupendo, las espinacas crujientes con la crema de queso, distintas a las espinacas a la crema que preparamos después de cocerlas y se acaba mucho más rápido.

Deseo que os guste.