lunes, 15 de junio de 2015

Habas con langostinos.



Aunque estamos en el mes de Junio, hay que decir que hace frío. Este año al sol le han debido hacer un contrato basura por unas horas, porque ni se le ve ni se le espera. Cuando hace mucho calor, apetecen platos frescos, fríos, pero con el tiempo que hace, creo que podremos enfrentarnos a este plato de habas con alegría y entusiasmo, nos calentará el cuerpo a falta del calor del sol.
Para preparar este plato, he comprado habas verdinas en el mercado. Hay unos puestos que tienen todo tipo de legumbres, más variedad que en el supermercado y yo creo que, incluso mejor precio. 

Necesitamos: medio Kilo de habas que pondremos a remojo el día anterior; una cebolla grande, un diente de ajo, un bote de tomate natural triturado o  cuarto kilo de tomates maduros; un kilo de langostinos, 100 gramos de almendras al natural, unas hebras de azafrán, un vaso de vino blanco, aceite, pimienta, pimentón dulce y sal.

Lo primero es acordarse el día anterior de poner a remojar las habas en abundante agua fría. 

Cuando las vayamos a preparar cogemos una cazuela grande y ponemos nuestras habas con agua fría, la suficiente para que las cubra. Tan pronto como empiecen a hervir, tiramos el agua y las volvemos a cubrir con agua fría. Cuando hiervan de nuevo, las "asustamos" añadiendo un poco de agua, la suficiente para que rompa el hervor. Esta operación del "susto al haba", la  hacemos dos veces y luego ya las dejamos que cuezan a fuego muy lento. Añadimos sal pero sin pasarnos, tiempo tendremos de arreglarlo si queda soso. Las habas cocerán a fuego muy lento unas dos horas o dos horas y media. 

Vamos con los langostinos. Los lavamos y separamos las cabezas de los cuerpos. En un cazo ponemos un vaso de aceite y cuando esté caliente, añadimos las cabezas de los langostinos, dejando que se frían a fuego lento y, aplastándolas con la mano del mortero de vez en cuando para que suelten todo el jugo. En otra olla ponemos a hervir agua con sal y,  les levantamos un hervor a los langostinos para luego pelarlos. También podemos, si nos gusta más, pelarlos en crudo y luego hacerlos en el caldo con las habas, pero yo opto por este sistema, nos queda el caldillo y lo podemos aprovechar. Si las habas no tienen demasiada agua, podemos añadirles, colada por supuesto, una poca de la que hemos empleado para cocer los bichos. Si os sobra, colarla y reservarla,  no vaya a ser que luego nos haga falta para añadir a las habas y no la tengamos.

El aceite de freír las cabezas, lo colamos en una cazuela pequeña y pochamos la cebolla, cuando esté un poco pasada, añadimos el ajo y cuando empieza a tomar color, añadimos el bote de tomate o los tomates escaldados y pelados. Añadimos sal y  pimienta.  Dejamos que cueza todo quince minutos y añadimos el vaso de vino blanco y una cucharada sopera de pimentón, revolvemos bien  y,  lo dejamos que siga cociendo unos diez minutos más,  no pasa nada, estarán a gusto en la olla todos juntos y no protestarán y, podremos mientras tanto pelar los langostinos. 

Cuando el tomate está perfecto y ya se haya evaporado el alcohol, vamos que ya no huele a vino, echamos toda esta salsa sobre las habas. En el vaso de la batidora ponemos unas hebras de azafrán, las almendras y cogemos un par de cucharones del caldo de las habas. Lo pasamos y trituramos todo muy bien y lo añadimos a las habas. Solo nos queda dejarlo cocer todo a fuego muy bajo y de vez en cuando pegarle unos bailes a la cazuela para que no se peguen unos con otros. Si vemos que nos quedan muy espesas, podemos añadirles un poco del agua de cocer los langostinos que hemos guardado.
Las habas conviene probarlas de vez en cuando para ver si están tiernas. Cuando ya están blandas, añadimos los langostinos y dejamos que cueza todo junto unos cinco minutos más. 
Tendremos un plato completo y saludable, comida mediterránea. Aunque es un plato trabajoso, se lleva con alegría y si sobra, al día siguiente estará igual o más bueno que el día anterior. Yo os diré que suelo hacerlo en abundancia para que me llegue para dos días, en mi casa nos gusta a todos y con un buen plato de habas con langostinos y un postre,.....comida resuelta. 

¨Deseo que os guste.