miércoles, 10 de junio de 2015

Merluza al horno.



Esta es una receta sencilla, muy fácil y que, si os gusta la mayonesa, esta buenísima. En casa nos encanta, incluso a una de mis hijas que no soporta ni la mayonesa ni el pescado, con esta receta, se lo come sin rechistar, es más,  incluso parece que le gusta,  aunque no lo diga por una cuestión de principios. Yo le suelo pedir a la pescadera que me la abra como un libro y le retire las espinas, así queda mejor presentada y los comensales anti-pescado no protestan tanto. Lo de mejor presentada es un decir, porque la foto no es que sea mala, es peor.

La receta más fácil no puede ser, solo necesitamos: una merluza, sal, pimienta y una buena mayonesa. Aquí os digo lo de siempre, si estamos a mil por hora entre el trabajo, la familia y demás hierbas, vale mayonesa de bote; hay en el mercado unas elaboradas con aceite de oliva que están francamente buenas, después de horneada, os aseguro que nadie notará la diferencia.

Lo primero es poner el horno a calentar a 200 grados con ventilador. A continuación, lavamos la merluza, la secamos y la colocamos abierta en una fuente de horno. Le ponemos sal y pimienta. Si el horno  ya está caliente, la metemos unos cuatro minutos y la sacamos pasado el tiempo. Extendemos con amor y mimo la salsa mayonesa por encima y la volvemos a poner al horno otros cinco minutos. Luego, la gratinamos un poquito si no nos ha quedado dorada por arriba y,  lista para ser comida. Acompañada de unas patatas cocidas es una comida estupenda. Facil, rápido y sin dolor.

Deseo que os guste.