martes, 23 de junio de 2015

Peras de San Juan en almíbar.


Esta noche es la noche de San Juan que celebraremos como se merece, yo sigo saltando la hoguera todos los años y lavandome la cara con el agua de las flores que dejo toda la noche a la luna del solsticio de verano; no creo en las "meigas" pero, como " habelas hailas", por lo que pueda pasar, sigo al pie de la letra este ritual purificador de fuego y agua, que daño seguro que no me hace y ademas, me gusta porque lo vengo haciendo desde que era una cria. Por estas fechas mi madre siempre preparaba estas peras, supongo que por eso se llaman así, porque es en el mes de Junio, proximo a San Juan, cuando las hay. Son pequeñas y muy ricas, aunque da un poco de lata pelarlas. En honor de todos los Juanes y Juanas, que será raro que no conozcamos alguno, van estas peras.

Necesitamos: dos vasos y medio de agua, una estrella de anís, una mandarina ( si la tenemos), sino vale una naranja bien pelada sin nada de parte blanca ( amargaría), un vaso de agua de azúcar, medio palo de canela y un kilo de peras.
Lo primero ponemos en una cazuela todos los ingredientes a excepción de las peras, el fuego a tope y cuando empiece a hervir, lo bajamos y dejamos que cueza todo a fuego lento. La mandarina o naranja conviene aplastarla un poco para que suelte el jugo.
Mientras todo se conjura en la cazuela, pelamos las peras, dejando el rabito, yo al menos siempre lo hago así. Cuando ya las tenemos todas en perfecto estado de revista, "firmes, ar", las añadimos a la cazuela donde parte del líquido ya se habrá consumido, dejamos que comience a hervir y luego, bajamos el fuego y las dejamos unos diez minutos cociendo. Pasado este tiempo, pinchamos una pera para ver si ya está en su punto, han de quedar enteras pero blandas, sin deshacerse. Si ya están, que debería de ser, ponemos las peras en la fuente de servir, colamos el almíbar y listas para ser comidas. El almíbar ha de quedar un poco espeso, si vemos que no está en su punto, retiramos las peras y lo dejamos cocer, a fuego lento, un poco más. Si por el contrario, nos ha quedado como un jarabe, tendremos que añadirle un poco de agua para aligerarlo.
Celebremos esta noche como se merece y como dice un conocido anunció de una marca de alimentación gallega: " vivamos como galegos" y no perdamos nuestras tradiciones. 

Deseo que os guste.