lunes, 8 de junio de 2015

Tarta de queso al horno.


Como casi siempre, empezamos la semana con algo dulce, para hacerla mas llevadera. No se si en la foto se aprecia, pero esta tarta de queso, con un toque especial, quedó  muy jugosa. La cuestión es que me había sobrado crema de mandarina de la milhojas y no la quería tirar por lo que decidí, añadirla a la tarta de siempre. No digo que os pongáis a hacer una crema, pero si que, cuando la hagáis, aumentéis las cantidades para que sobre y hacer luego la tarta.

Necesitamos:cuatro huevos,  un yogurt natural, dos vasos de yogurt de nata, la misma medida de harina, lo mismo de azúcar, cuarto litro de crema pastelera y 200 gramos de queso, el que yo tenia era de tetilla (gallego de pura cepa y muy cremoso).

Lo primero es encender el horno a 180 grados, es tán fácil hacerla y, tan rápido que apenas le dará tiempo a calentarse.

 Los ingredientes de la tarta, los ponemos todos en un cacharro o en el robot de cocina y los batimos muy bien. Listo, ya lo tenemos, complicación cero. En un molde desmontable, untado con mantequilla, echamos la mezcla y, al horno entre 10-15 minutos mas o menos.
Si no nos conformamos con el aprobado y vamos a por nota, le podemos hacer una cobertura de melocotón como la de la foto, vaya o de otro sabor que os guste.

Para la cobertura de melocotón necesitamos: un bote de mermelada pequeño, cuatro cucharadas soperas de agua y medio sobre de preparado en polvo para cobertura de tartas. Si no tenemos el preparado en polvo, reducimos a la mitad el agua. Echamos todo en un cazo pequeño, lo mezclamos muy bien todo en frío y, lo ponemos al fuego, cuando hierva y la tarta ya esta lista, se lo repartimos por encima, apagamos el horno y dejamos todo un ratito con el calor que queda dentro. Luego, solo queda desmoldar y...al ataque.

Deseo que os guste.