jueves, 2 de julio de 2015

Creps salados.




Ayer me apetecía algo rico para la cena, bueno, rico y sencillo. Está acabando el curso (año laboral o como queramos llamarlo, en fin, que falta poco para las vacaciones) y me imagino que, como todo el mundo, después de un día entero trabajando, cuando llega la noche, estamos para vegetar un rato delante del televisor y poco más. Busca que te busca, encontré esta receta de tortitas, que  adapté y preparé en un periquete.

Necesitamos: un vaso de agua  hasta los bordes de leche, un vaso de harina (no tan lleno) y un par de cucharadas soperas de maizena, 2 huevos,  2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharada (de postre) de azúcar y otra de sal, mantequilla o aceite para la sartén.  Si no tenemos maizena, no pasa nada, llenamos bien el vaso de harina y listo.

Todo muy fácil, medimos, echamos todo junto al vaso de la batidora, batimos bien y listo. No la hay que dejarla reposar ni nada por el estilo.

Cogemos una sartén que no pegue, un pincel y,  en un cuenco pequeño o plato ponemos un poco de aceite de oliva. Si nos gusta más, podemos untar la sartén con mantequilla o margarina, dependiendo de lo que tengamos en casa, aunque estas últimas se queman más rápido y hay que tener cuidado. Pintamos la sartén con lo que queramos,  calentamos bien al fuego y vamos añadiendo un cucharón de nuestra masa y repartiéndola por el fondo de la sartén para que la cubra toda. Yo utilizo una lengua de silicona para darles vuelta y no abrasarme los dedos. A medida que las vamos sacando las colocamos en un plato.

Luego solo queda rellenarlas, cada uno a su gusto. Yo las preparé con dos rellenos: crema de queso y jamón serrano unas y  las otras, con crema de queso y sobrasada mallorquina (poquita porque es fuerte). Una vez rellenadas, las envolví y les pegue un paseo por la sartén para que quedara más cremoso el relleno (por efecto del calor que no del paseo). Una cena estupenda como recompensa a un día más de trabajo, que por cierto, que suerte poder trabajar, tal  y como está el panorama.

Es una receta  fácil y rápida. Yo mandé un whatsap a los de casa anunciando el menú y os aseguro que no tardaron nada en ir apareciendo, creo que los crepes le gustan a todo el mundo. Tenemos además la opción, más cómoda, de que cada uno se busque la vida y se lo rellene a su gusto.

Deseo que os guste.