martes, 28 de julio de 2015

Helado de cereza.





Esta receta de helado de cereza, ya hace días que la preparé y me he dado cuenta de que, o la subo ya al blog o acaba la temporada de las cerezas. Daos prisa y comprar un kilo de cerezas bien maduras. La preparación, si nos olvidamos del trámite de deshuesar las cerezas, es muy sencilla y el resultado, estupendo.

Necesitamos: un kilo de cerezas aproximadamente, 400 gramos de azúcar y medio litro de nata para montar. 
La preparación: deshuesar las cerezas. Para ello paciencia, un cuchillo de punta y una vela negra para ponerle a las cerezas si se resisten. Lo mejor, un ambiente relajado y una música con marcha, que nos entretenga y no nos deje pensar.

Deshuesadas las cerezas, las ponemos en un cazo al fuego y añadimos los 400 gramos de azúcar, revolvemos bien y a fuego lento, dejamos cocer todo hasta que tengamos una mermelada estupenda, unos cuarenta minutos más o menos. No hay que olvidarse de revólver de vez en cuando.
Dejamos enfriar la mermelada, y en cuanto ya esté templada, la metemos al frito un buen rato.
Cuando ya está fría del todo, montamos la nata, que la tendremos bien fria y, mezclamos con la mermelada. 
Si tenemos heladera, vamos echando la crema (la mezcla),   dejando que se monte unos treinta minutos. 
Si no la tenemos, al mezclar todo, tendremos mucho cuidado de que no se baje, lo mejor, con una espátula y movimientos envolventes.
 Lo metemos al congelador, preferiblemente en un cacharro de acero inoxidable, y tapado, por supuesto. Pasadas unas seis horas tendremos un helado estupendo, muy cremoso y rico. 
Yo reservé un poco de mermelada para el adorno de las copas y nos gusto a todos. El segundo día, me sirvió de acompañamiento a unos coulants y ......sin palabras, insuperables.

Deseo que os guste.