viernes, 10 de julio de 2015

Helado de limón.








No lo puedo remediar, pero todos los cacharros de cocina, me encantan. Hay a quien le gusta comprarse zapatos, bolsos, camisas, bueno pues a mí, me va la cacharrada, todo tipo de utensilios. El otro día cedí a la tentación y me compré una heladera. Hice mi primer helado con crema de limón, pero en casa no nos gustó mucho. No obstante, no me desanimé y volví a probar. Este segundo estaba de muerte. Tenía también en la nevera un frasco con crema de toffe, que es lo que se ve en la foto por arriba y os diré que estaba todavia mejor.
La preparación es más o menos fácil, y el resultado muy bueno. En los próximos días seguiré experimentando y si alguno sale bien, pues receta al canto.
Esta en concreto la saqué de internet, el nombre del Blog es Cocinando con Goizalde, que debe de tener un gusto estupendo, porque el helado estaba de rechupete.

Necesitamos: la piel de un limón, sólo la parte amarilla, 125 gramos de agua, 250 gramos de azúcar, 250 ml. de zumo de limón, 500 ml. de nata para montar y 2 claras de huevo.

Lo primero es triturar completamente la parte amarilla del limón con una cucharada sopera del azúcar. Cuando está hecho polvo todo, lo reservamos en un cuenco. El resto del azúcar con el agua, lo ponemos a hervir a fuego fuerte unos quince minutos. En la thermomix, después de pulverizar la monda con el azúcar y, sin lavar el vaso, lo dejamos hervir (el agua y el azúcar) 10 minutos a temperatura varoma. Toca descanso y dedicarse a otra cosa porque tenemos que dejar enfriar el almíbar. Este es un buen momento para separar las claras de las yemas y meter las primeras en el congelador para que estén bien frías para luego montarlas. 

Cuando esté frío el almíbar, añadimos la monda de limón rallada con el azúcar. y  los 250 ml. de zúmo de limón y lo mezclamos muy bien. Ponemos todo al fuego y lo dejamos cocer unos 12 minutos. En la thermomix, primero le damos unas vueltas a velocidad 8 y luego, 10 minutos, temperatura 80, velocidad 1. Retiramos del fuego o apagamos la thermomix y añadimos la nata y lo batimos todo bien con la batidora. Con la thermomix, 30 segundos velocidad 8. Ponemos la crema en un recipiente y lo metemos al frigorífico.

Si no tenemos heladera, pasadas un par de horas sacamos la crema y la batimos. Luego la dejamos que vuelva a descansar otro par de horas en el frigo. Antes de sacar la crema otra vez, montamos las claras que tenemos en el congelador a punto de nieve, que queden bien firmes. Las mezclamos con la crema, batiendo todo muy bien.( Si las claras están muy congeladas tendremos que triturarlas unos segundos con la batidora y luego ponerle al aparato las varillas para montar). Luego otra vez al congelador. Lo de sacar el helado del congelador y batirlo es para evitar que se cristalice, consiguiendo así que quede más cremoso. La operación la debemos repetir unas cuantas veces, de esta forma será mucho más cremoso.

Si tenemos heladera, la ponemos a funcionar y poco a poco vamos añadiendo la crema. Una vez la hemos echado toda, dejamos que la heladera trabaje unos treinta minutos. Mientras, montamos las claras que tenemos congeladas a punto de nieve fuerte en la thermomix (mariposa y velocidad cuatro unos tres o cuatro  minutos). Pasados los treinta minutos las añadimos a la crema que tenemos en la heladera y dejamos todo otros quince minutos más. Luego, solo queda meterlo en un recipiente y al congelador para que descanse unas seis horas. 

Si os gusta el helado de limón, os lo recomiendo. Parece muy trabajoso, pero se hace más rápido de lo que parece y además, entre un paso y otro tenemos tiempo para cotillear el facebook o leer un rato. 

Deseo que os guste.