jueves, 17 de septiembre de 2015

Budín de palitos y gulas.



Me ha costado un buen rato ponerle nombre a la receta. Ha sido un "mix" (como los discos) de un  montón de cosas y no sabía como nombrarla. Al final he optado por la versión reducida. El resultado ha sido bueno, queda una mezcla entre paté y budín que resulta muy agradable. Y siguiendo el ejemplo de la música, admite multitud de versiones y variantes, lo que a cada uno se le ocurra. Yo eché en falta no haberle añadido una lata de buenas anchoas, creo que le hubiera dado un toque muy bueno. 


Necesitamos: un paquete de palitos de cangrejo;  un paquete de sucedáneo de angulas; una lata grande de atún: una lata de pimientos del piquillo; cuatro huevos; una cucharada sopera colmada de alcaparras; aceite y sal. Podemos añadir también media tarrina de nata y una buena lata de anchoas, pero eso lo dejo a vuestro criterio y gusto. 

Lo primero vamos encendiendo el horno, a 275 grados con turbo, ventilador y todo lo que tenga, así acabaremos antes. Ponemos también una fuente con agua para que se vaya calentando porque lo vamos a hacer al baño maría.

Prepararlo es sencillo a más no poder. Lo primero como no podía ser de otra forma, abrir las latas y escurrir el líquido. Después robot de cocina o vaso de batidora, echamos el contenido escurrido de las latas y los cuatro huevos, todo a bulto y sin piedad. Batimos como nos guste, mucho si queremos que quede con la textura de un paté o menos si deseamos que parezca un budín. Añadimos en el último momento las alcaparras (también escurridas) y le pegamos un batido suave, así como quien no quiere la cosa. 

Molde de budín, lo engrasamos y echamos la mezcla. Podemos si nos apetece y nos da la gana, porque somos así de chulas, espolvorear con pan rallado por encima, para que quede más bonito y vistosos. Tapamos el molde con papel de aluminio, bien colocado para que no entre agua y, al horno. 
Dependiendo del horno, en unos treinta- cuarenta minutos debería de estar. Para no correr riesgos innecesarios, ponemos el aviso del horno a los veinticinco minutos y destapamos una esquina. pinchamos con una aguja y comprobamos, según veamos que va la cosa, calculamos lo que falta.

Yo lo adorné con una poco de mayonesa y unas alcaparras. Acompañado de una buena ensalada, perfecto. 

Deseo que os guste.