viernes, 11 de septiembre de 2015

Solomillos a la mostaza.


Esta receta la hice ayer. En la carnicería del Mercado (Elia y Eladio), Mon, mi carnicero de cabecera,  me guardó unos solomillos que recogí al salir del trabajo. Era tarde y se trataba de preparar algo rico y sencillo. Al que le guste la mostaza, disfrutará con la receta y  mucho más comiendola. No tiene otro secreto que darle el punto a la carne. Los solomilllos son de cerdo  alimentado con castañas que, esta muy bueno.

Necesitamos: solomillos de cerdo; una cuchara de postre de granos de mostaza; una cucharada de postre de mostaza (normal, vale la de los perritos calientes); una cucharada de postre de mostaza antigua, esta tan rica y tan fea que tiene los granitos de la mostaza; una cucharada de postre de harina o maicena; 250 ml. de leche evaporada, aunque vale nata; sal; pimienta y aceite.

Lo primero pedirle al carnicero que nos corte los solomillos en unos medallones gruesos.  Los salpimentamos por todas partes y los dejamos esperando turno.

En el vaso de la batidora, mezclamos las mostazas, la harina y la leche evaporada. Batimos todo bien y lo reservamos.
Ponemos la sartén a fuego vivo con un chorro de aceite, una pizca. Doramos los solomillos por las dos caras a fuego fuerte. Hay que tener en cuenta que luego los vamos a terminar de pasar en la salsa, por tanto, será suficiente con un vuelta y vuelta.
Quitamos los solomillos de la sartén y los reservamos en un plato. Sin limpiar la sartén, añadimos el batido de mostazas y leche evaporada. Dejamos que hierva, revolviendo y, una vez que lo hace, bajamos el fuego. Cuando la salsa comience a espesar, echamos los solomillos y los dejamos que todo junto vuelva a levantar un hervor. Apagamos y listos para llevar a la mesa. Se me olvidaba decir que, si la salsa nos queda muy espesa, no pasa nada, añadimos un chorrito de leche antes de echar los solomillos. Si nos ha quedado suelta, disolvemos una pizca de maicena o harina en un fondo de leche y lo añadimos, dejamos hervir, revolviendo y luego ponemos los solomillos y más de lo mismo.

Yo los he acompañado de unas patatas fritas, pero con un buen puré de patatas, también tienen que estar de cine.

Deseo que os guste.