martes, 29 de septiembre de 2015

Tarta de piña.




Este ha sido el postre del fin de semana, la receta la ví en el blog "cocinando entre olivos" y la tuneé a mi estilo, La tarta estaba buena, la presentación excelente, aunque para mi gusto, poco dulce, La próxima vez, le añadiré una buena cantidad de leche condensada que creo que le sentará muy bien, a ella y a mi. 

Necesitamos: dos latas de piña en su jugo medianas; dos sobres de gelatina neutra; un litro de nata montada; un paquete de bizcochos de soletilla; 200 gramos de azúcar.

Lo primero es hacer un caramelo con el azúcar y un par de cucharadas del zumo de la piña, mientras se hace a fuego lento y cuidando de que no se queme, buscamos un molde desmontable. Forramos el fondo con una capa de bizcochos de soletilla, son muy tratables y se dejan colocar fácilmente. Luego echamos por encima el zumo de una de las latas de piña para mojar los bizcochos.  El caramelo ya lo deberíamos de tener hecho y lo repartimos por encima de los bizcochos de soletilla. Queda un toque crujiente a la hora de comerlo que le da un punto muy bueno. 
El zumo de la otra lata de piña, lo ponemos a calentar. En un fondo de agua, deshacemos los sobres de gelatina neutra y cuando el zumo hierva, lo añadimos y revolvemos bien. Lo ponemos a la fresca para que enfríe rápido.
La piña la trituramos bien triturada con la batidora o el robot de cocina.
Montamos la nata y yo, una vez montada, le añadiría unas cucharadas de leche condensada (tres o cuatro soperas) si os gusta mucho el dulce, si no es así, pues nada.  Cuando la gelatina está fría, mezclamos todo: puré de piña, nata montada y gelatina, Una vez mezclado todo muy requetebién, lo ponemos encima de los bizcochos de soletilla y a enfriar en la nevera. Al día siguiente, tendremos un estupendo postre. Yo tenía caramelo líquido y lo adorné. La verdad es que se me olvidó reservar un par de rodajas de piña para ese menester y tampoco tenía cerezas confitadas ni otra cosa, pero no quedó mal del todo. El adorno corre de cuenta de cada uno y de su imaginación.

Deseo que os guste.