jueves, 24 de septiembre de 2015

Ternera con aceitunas.



Me encanta el sabor que las aceitunas le dan a la carne, aunque en realidad están buenas con todo, con una cervecita al sol, con una cervecita sin sol, en fin, son un aperitivo excelente y un complemento muy bueno para algunos platos. 

Necesitamos: un pedazo de carne de ternera cortada en trozos aunque vale cualquier otra carne, no nos vamos a poner exigentes; una cebolla mediana; un diente de ajo; un vaso de coñac (que no de "coña", aunque cocinar con "coña" seguro que resulta mejor que con coñac); un paquete de aceitunas sin hueso; aceite de oliva; sal y pimienta.

Empezamos por salpimentar la carne, por un lado, por otro, todo con mucho amor y cariño. A continuación, ponemos una cazuela o sartén grande al fuego con un fondo de aceite de oliva y doramos los pedazos de carne, a conciencia, bien sellados por todos los flancos. Los dejamos que se hagan bien y los retiramos a un plato. En la misma cazuela o lo que hayamos empleado, añadimos un poco más de aceite y pochamos la cebolla  y el ajo (pelados y cortados por supuesto). Cuando están bien pasados, unos diez minutos a fuego lento más o menos, añadimos las aceitunas y les damos unas vueltas. A continuación, añadimos el vaso de coñac y dejamos que hierva. Cuando el alcohol se evapore, pasamos la salsa con la batidora hasta que nos quede un puré fino. La volvemos a poner en la cazuela y echamos los pedazos de carne. En este punto, se impone probar la salsa y si está sosa, añadirle un poco de sal.  Solo queda dejar cocer todo a fuego lento hasta que la carne esté tierna. Si la salsa nos queda muy espesa, añadimos un poco de agua caliente y listo.
Se pueden acompañar con un puré de patatas, patatas fritas o un arroz en blanco y como no, un poco de pan para sopetear en la salsa. 


Deseo que os guste.