viernes, 25 de septiembre de 2015

Torta de Guitiriz



La receta de esta torta de Guitiriz, la copié del Blog "un cachiño doce" y el resultado es excelente. La foto de la torta, que parece que está metida en un solarium por aquello del color, es solo responsabilidad mia, así se explica que salga tan mal. No os dejéis llevar por las apariencias, el sabor es muy bueno. 

Necesitamos: 110 gramos de  harina de maíz; 110 gramos de harina de trigo; seis huevos; 150 gramos de mantequilla clarificada o manteca de vaca cocida; 200 gramos de azúcar; 10 gramos de levadura; la ralladura de un limón, aunque yo no tenía y puse la ralladura de una lima; una copita de anís y una pizca de sal. 

Lo primero es clarificar la mantequilla, para ello necesitaremos al menos 200 gramos que luego se quedarán en los 150 que hacen falta para la torta. En un cazo al fuego ponemos la mantequilla y la dejamos cocer a fuego lento hasta que se derrita. Poco a poco va subiendo una espuma blanca que retiramos con una espumadera hasta que ya no salga más. Entonces, la dejamos enfriar. Si tenemos manteca de vaca cocida, nos ahorramos el proceso de clarificar.

El  horno lo ponemos ya a calentar mientras preparamos la torta, a 180 grados, con la placa inferior y el aire.

Cuando la mantequilla está a temperatura ambiente, batimos 150 gramos con el azúcar, la ralladura de limón y el anís, hasta que nos quede una mezcla cremosa. Entonces añadimos los huevos de uno en uno y batiendo entre medias, sin añadir el siguiente hasta que esté bien mezclado el anterior. Echamos el pellizco de sal y batimos. Luego hay que tamizar las harinas junto con la levadura en polvo (con un colador grande la vamos pasando, paciencia y un poco más de paciencia). Añadimos las  harinas tamizadas a la mezcla y batimos todo bien para que no queden grumos.
Engrasamos un molde de corona y echamos la masa. Lo metemos todo al  horno y en 30-35 minutos, lo tenemos listo. 
Dejamos enfriar la torta y lo desmoldamos. En el plato donde la vamos a desmoldar podemos poner un chorrito de anís, solo el fondo del plato y colocar la torta encima, le da un sabor estupendo. Con este bizcocho, tendremos un estupendo desayuno para unos días.  

Deseo que os guste.