jueves, 8 de octubre de 2015

Lingote de chocolate.


Que podría decir de este postre...., una sola palabra, ¡exquisito!!!!!. Para aquellos a los que nos gusta el chocolate, es un auténtico placer disfrutarlo. La receta, de thermomix, me la dio una amiga a la que a su vez, se la dió su primo Andrés. Pero en la copia pone que la autora es Alicia (cane). No la conozco, pero si lo inventó ella, merece un monumento. No tiene palabras. La presentación es además excelente, queda como una barra de turrón artesano y con sorpresa dentro, se puede pedir más.....

Necesitamos: doscientos gramos de chocolate fondant para pintar el molde; Para el relleno:  200 gramos de nata líquida; 300 gramos de chocolate negro y 300 gramos de chocolate con leche. Yo le puse 450 de chocolate negro y 150 gramos de chocolate con leche (somos incondicionales del chocolate negro en mi casa); 100 gramos de brandy o 50 gramos de agua y 50 gramos de brandy, como no tenía brandy, puse 50 de agua y 50 de Ron añejo y quedó perfecto; 100 gramos de avellanas; 100 gramos de almendras, yo le puse nueces en su lugar; 100 gramos de pasas sin semillas maceradas en el brandy o ron; 100 gramos de guindas en almibar escurridas y yo también le añadí, 100 gramos de arándanos deshidratados que maceré en el ron junto a las pasas; por último necesitamos también 70 gramos de galletas normales y corrientes. 

Nos hará falta un molde de plum cake de silicona. Yo no tenía y cogí un papel de horno, lo unté con aceite de girasol y forre el molde con cuidado. De ahí el aspecto que le ha quedado al chocolate, con el dibujo que tenía el papel de hornear. Lo importante, que se desmoldó perfectamente. En la receta también ponía una nota en la que indicaba que el molde se puede forrar con papel de burbujas, pincelando una capa bien gorda de chocolate para que al desmoldarlo no se rompa, pero como tampoco tenia,  el papel de horno me resolvió la papeleta a la perfección. 

Comenzamos por poner las pasas y los arándanos a  macerar en el brandy o ron. Los 200 gramos de chocolate fondant los fundimos para pincelar el molde. En la thermomix o robot de cocina, primero lo deshacemos poniéndolo 10 seg. a velocidad máxima. Luego, 4 minutos, temperatura 40, velocidad 3. Si no tenemos el aparatejo, al baño maría o en el microondas, poniendo poco tiempo de cada vez y revolviendo entre medias. Es importante que quede lo más denso posible. Con un pincel de silicona, pintamos una capa gruesa de chocolate en el molde. Lo metemos en el congelador o frigorífico para que enfríe y vamos a otra cosa. Sin lavar el vaso de la thermomix, echamos la nata y programamos 5 minutos, temperatura 100, velocidad 2. Añadimos los chocolates troceados y removemos a velocidad 1, sin temperatura hasta que estén bien deshechos. Si no tenemos thermomix, en un cacharro grande, calentamos la nata en el microondas un par de minutos. Echamos los chocolates cortados en pedazos y revolvemos con paciencia hasta que se derritan perfectamente. Si se resisten, ponemos todo al baño maría y más de lo mismo, a revolver hasta que se rindan y esté todo derretido. De una forma u otra, cuando la nata y los chocolates ya están perfectos, añadimos todos los frutos secos, las pasas, los arándanos, las guindas escurridas, el ron o brandy y las galletas, que iremos haciendo trozos con las manos antes de echarlas. Revolvemos todo bien.  Sacamos el molde del frigo o congelador y echamos la mezcla. Luego metemos todo en la nevera donde lo dejaremos reposar de un día para otro. 

Al día siguiente, no queda más que desmoldarlo y agudizar los sentidos para disfrutar de este postre. 

Deseo que os guste.