viernes, 23 de octubre de 2015

Pudin de plátano.


Hay veces que las cosas vuelan en mi casa, en otras ocasiones, pasan los días y nadie les mira ni mucho menos se las come. Debe de ser una cuestión de modas. Esta semana se impone comer tal cosa y compramos de ello en cantidad, parece que les gusta mucho, pienso yo. A la semana siguiente, vuelves a comprar aquello que tanto éxito tuvo y acaba estropeándose. Lo que os cuento pasa con todo, al menos en mi casa, yogures, fruta, galletas, cereales..... En esta ocasión, tenía casi un kilo de plátanos a punto de soltar su último aliento. Unos días antes, me preguntaron en la frutería si criaba chimpancés porque compraba plátanos a diario y volaban. Cosas de la moda, pasajera, como muchas otras cosas de la vida. No soporto tirar nada de comida y por eso, aproveché los plátanos y preparé esta receta. 

Necesitamos: cinco o seis plátanos maduros; un limón grande bien pelado y sin pepitas; 150 gramos de leche condensada; tres huevos; seis galletas María, de las normales del todo; 150 ml. de leche entera o nata líquida o mitad y mitad (esta fue mi opción) .Para el caramelo del molde, cuatro cucharadas soperas colmadas de azúcar y el zumo de medio limón.

Poned a calentar el horno, a 220, con ventilador y colocad ya un recipiente con agua donde luego pondremos la flanera con el Pudin. La preparación es rápida a  más no poder. 

Necesitamos una flanera o  molde parecido, que nos valga para poner luego al horno al baño maría y que no nos entre agua. 
Comenzamos por el caramelo: el azúcar al molde, el zumo del limón y, todo al fuego, revolvemos y cuando tenga un color dorado, apagamos para evitar que se queme. Lo repartimos bien por todo el molde y listo. 

En un bol grande o en la thermomix, ponemos todos los ingredientes, batimos bien y al molde. 

Ponemos la flanera en el cacharro con agua que tenemos en el horno y en unos veinte minutos ya estará. Conviene pinchar con una aguja  un poco antes, no vaya a ser que se nos pase. El mío, a los veinte minutos estaba perfecto. La presentación es buena y prepararlo todavía mejor, no se tarda nada, se mancha poco y  es económico.

Deseo que os guste.