viernes, 11 de marzo de 2016

Ropa vieja o "vintage".






El término este de "ropa vieja" ya ha pasado a la historia, ahora lo que se estila es "vintage", algo con un cierto tiempo pero que no es todavía antiguedad. Nosotros vamos a elaborar con los restos del cocido,  una "ropa vintage". La base fundamental son los restos de un buen cocido o lacón con grelos, pero la ropa vieja o vintage que se hace con las sobras, en modo alguno desmerece al cocido que nos hayamos comido el día anterior. Es más, para aquellos que tengan algunos vagos en casa a la hora de comer (les molestan las espinas del pescado, los pellejos de la carne y demás) diría que es incluso mucho más gozoso; el trabajo de escogerlo y quitar pellejitos, huesos y demás hierbas, ya lo  ha hecho otro.

Necesitamos unos restos de cocido o de lacón con grelos, una cebolla mediana, una cucharada de pimentón dulce, un vaso del caldo del cocido y,  paciencia para escogerlo todo y desmenuzarlo. Lo mejor, una buena silla, tenedor, cuchillo y una fuente honda donde vayamos colocando todo lo que ya tenemos seleccionado. Si los restos son de lacón con grelos, os aconsejo comprar un bote de garbanzos cocidos para añadirlos.

En un fondo de aceite de oliva, pochamos la cebolla cortada menuda hasta que esté blanda y transparente. Retiramos la sartén del fuego, añadimos la cucharada de pimentón  y le damos unas vueltas. Volvemos a colocar en el fuego y le añadimos el caldo del cocido, en cuanto hierva, añadimos los restos de la carne y revolvemos todo bien, dejando que se caliente.
Ropa vieja, la hay de todos los gustos y formas. Hay quién le añade también un diente de ajo, salsa de tomate, etc...En mi casa, así sencilla, nos encanta.

Deseo que os guste.