Sobre mí

Después del ejercicio del derecho, me gusta cocinar. No tengo técnica, ni estudios, solo pasión por el arte de cocinar. Leo, pruebo, experimento, me equivoco, pero disfruto cocinando para aquellos que quiero. En cada uno de mis platos hay un poco de mi, de mi humor, de mi alma. No puedo dar lecciones de nada, pero disfruto cocinando y en mi cocina, viendo el mar, me siento la reina de mis fogones.